Recato en la Mujer

TZENIUT

(RECATO)

 

1ª de Timoteo 2:8-15

Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda.

Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos,

Sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad.

La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción.

Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.

Porque Adán fue formado primero, después Eva;

y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.

Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia. 

 

Tzniut (también Tzeniut) (Hebreo: תעוינצ "modestia" o " recato") esta palabra se utiliza para describir un rasgo de carácter y leyes relativas a la conducta en general y especialmente entre los sexos.

 

¿QUÉ ES MODESTIA?

La modestia es más a menudo traducida como la humildad, la timidez, o la simplicidad.  Los principios generales de la modestia son:

        Evitar atraer la atención sobre sí mismo por una moderación de las acciones o la apariencia;

        Minimizar los logros de uno

        Evitar una insincera autodegradación o falsa y simulada humildad a través de la modestia, que es una forma de jactancia.

 

¿QUÉ ES HUMILDAD?

Dicc.: Ausencia completa de orgullo. Pensar primero en los demás antes que en uno mismo.

La humildad es, o debería ser, una característica del pueblo del Creador. A Moisés se le refiere como "muy humilde, más que cualquier hombre en el mundo" (Números 12:3).

 

APLICACIONES PRÁCTICAS DEL TZENIUT

 

*Vestimenta

La vestimenta se usa para cubrir el cuerpo a fin de poder interactuar con los demás, también puede ser utilizado para embellecerlo usando ciertos atuendos como en el caso de las joyas pero todo dentro de las reglas del tzeniut, esto se acostumbra en festividades, más propiamente en shabat, pues nosotras las mujeres representamos al shabat que se prepara y embellece para tener un encuentro con el novio que es la congregación en un sentido alegórico. Le damos la bienvenida al shabat usando las mejores prendas que tengamos y las cuales no usamos cualquier día de la semana sino sólo un día especial como lo es el shabat kodesh (shabat santo).

En el caso de la ropa algunas mujeres tratan de no seguir la moda, mientras que otras usan prendas de vestir actuales, pero modestas. No está permitido usar colores llamativos como el rojo, amarillo muy brillante, etc. Debemos usar nuestro sentido común, cerciorándonos de no llamar la atención. De la misma manera no llevar joyas grandes o muy llamativas provocando que volteen a vernos, si las vamos a usar deben ser joyas discretas y delicadas.

Otra manera de llamar la atención es descuidando nuestra apariencia, por respeto a nuestro esposo, a nosotras mismas y a las personas con las que interactuamos debemos procurar siempre tener una apariencia presentable, no MUY arregladas que nos veamos falsas ni MUY desarregladas que nos veamos poco presentables, de nuevo, es necesario el sentido común.

 

 

 

*Maquillaje

De preferencia no debemos usar ningún tipo de maquillaje, ya que siendo químico daña la piel, o bien usar productos naturales. En el caso de las jovencitas es mejor acostumbrarlas a cuidarse de una manera natural y así jamás necesitarán de otros recursos para estar lindas. Cuando se use maquillaje lo mejor es que sea discreto, sólo para corregir alguna imperfección, pues es importante que seamos mujeres seguras y sin complejos pero debe notarse lo menos posible el uso del maquillaje. Nunca deben ser colores vistosos, o llamativos, de nuevo, usemos nuestro sentido común para guardar el recato, el uso de esmalte no es muy común en las mujeres judías, o que profesan la fe en la Toráh y el Eterno, y si se usa debe ser transparente o una tonalidad bastante suave. Tampoco hacer uso de perfumes  irresistibles.

Es importante mencionar que tanto las fragancias como el uso de maquillaje tienen orígenes paganos. En el libro de Enoc (un libro respaldado por la misma Escritura en el libro de Judas 1:14) nos narra cómo fue que un ángel caído llamado Asahel les enseñó a las hijas de los hombres el arte del maquillaje, es por eso que en algunos grupos del judaísmo está completamente prohibido usarlo. Así que si por alguna razón creemos necesitar hacer uso de un poco de maquillaje debemos procurar que sea lo más natural posible para por un lado no aparentar una falsa imagen y por otro lado no ser parte de lo que los ángeles caídos les enseñaron a las mujeres para ser atractivas y seductoras, ya que esa ha sido la razón principal por la cual las mujeres fueron enseñadas y hasta hoy en día usan el maquillaje.

 

*Cubrir el Cabello

La razón por la que en el judaísmo se usa el cabello cubierto se deriva de Bamidbar (Números) 5:18.

 

Ley sobre los celos

 

Núm 5:11  También el Eterno habló a Moisés, diciendo:

5:12  Habla a los hijos de Israel y diles: Si la mujer de alguno se descarriare, y le fuere infiel,

5:13  y alguno cohabitare con ella, y su marido no lo hubiese visto por haberse ella amancillado ocultamente, ni hubiere testigo contra ella, ni ella hubiere sido sorprendida en el acto;

5:14  si viniere sobre él espíritu de celos, y tuviere celos de su mujer, habiéndose ella amancillado; o viniere sobre él espíritu de celos, y tuviere celos de su mujer, no habiéndose ella amancillado;

5:15  entonces el marido traerá su mujer al sacerdote, y con ella traerá su ofrenda, la décima parte de un efa de harina de cebada; no echará sobre ella aceite, ni pondrá sobre ella incienso, porque es ofrenda de celos, ofrenda recordativa, que trae a la memoria el pecado.

5:16  Y el sacerdote hará que ella se acerque y se ponga delante del Eterno.

5:17  Luego tomará el sacerdote del agua santa en un vaso de barro; tomará también el sacerdote del polvo que hubiere en el suelo del tabernáculo, y lo echará en el agua.

5:18  Y hará el sacerdote estar en pie a la mujer delante del Eterno, y descubrirá la cabeza de la mujer, y pondrá sobre sus manos la ofrenda recordativa, que es la ofrenda de celos; y el sacerdote tendrá en la mano las aguas amargas que acarrean maldición...

 

Está implícito que si dice "el sacerdote DESCUBRIRÁ…" es porque las mujeres hebreas acostumbraban llevar el cabello cubierto desde lo que pasó con los ángeles caídos de Bereshit/Génesis 6. Es por eso que la halaja  (la ley judía) exige que las mujeres casadas cubran su cabello, una soltera virgen no está obligada, aunque lo puede usar si desea, las mujeres también se cubren la cabeza cuando oran o estudian Toráh.

El apóstol Pablo dijo al respecto:

 

*Atavío de las mujeres *atavío(De ataviar).1. Compostura y adorno.2.vestido (prenda o conjunto de prendas con que se cubre el cuerpo).3. pl. Objetos que sirven para adorno.

 

1Co 11:2  Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué.

1Co 11:3  Pero quiero que sepáis que el Mesías es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y el Eterno la cabeza del Mesías.

1Co 11:4  Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta su cabeza.

1Co 11:5  Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado.

1Co 11:6  Porque si la mujer no se cubre, que se corte también el cabello; y si le es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o raparse, que se cubra.

1Co 11:7  Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, pues él es imagen y gloria del Eterno; pero la mujer es gloria del varón. (BJ2 El hombre no debe cubrirse la cabeza, pues es imagen y reflejo de Dios; pero la mujer es reflejo del hombre.)

1Co 11:8  Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón,

1Co 11:9  y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.

1Co 11:10  Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles.

1Co 11:11  Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón;

1Co 11:12  porque así como la mujer procede del varón, también el varón nace de la mujer; pero todo procede del Eterno.

1Co 11:13  Juzgad vosotros mismos: ¿Es propio que la mujer ore al Eterno sin cubrirse la cabeza?

1Co 11:14  La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello?

 1Co 11:15  Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo le es dado el cabello.

1Co 11:16  Con todo eso, si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias del Eterno.

 

Es muy importante mencionar que cuando Pablo habla esto a los corintios es por el trasfondo pagano del que procedían. En esa cultura los hombres eran dados a dejarse crecer el cabello con tendencias homosexuales y las mujeres acostumbraban raparse para poder fungir como sacerdotisas en templos paganos.

Debido a esto, Pablo instruye a los corintios en base a la tradición judía. En el verso 2 vemos: … en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué. Ésta palabra instrucciones fue traducida del griego παράδοσις parádosis que significa transmisión, (concretamente) precepto; específicamente la ley judía tradicional:-enseñanza, instrucción, doctrina, tradición.

En el judaísmo siempre ha sido parte de la tradición o costumbre cubrirse el cabello, además de otras prácticas que Pablo también enseñó como parte de la tradición judía que siempre ha servido para guardar una línea del creyente en la fe.

 

Las maneras de cubrirse el cabello derivan según el origen del judaísmo que se practica. Las mujeres Azquenasitas provenientes del norte de Europa acostumbran cubrir absolutamente todo el cabello, la manera más común es usando una peluca sintética que no sea atractiva para los demás llamada Sheitel del yidish לטייש  sheytl que significa "parte" o “cresta” por referirse a la parte más alta del cuerpo que es la cabeza.

En cambio, las mujeres Sefarditas, es decir de España y los lugares del sur de Europa, no son tan rigurosas de cubrir todo el cabello, se usan sombreros ya sea de tela o tejidos, también se usan telas modestas, siempre las telas o los sombreros deben ser usados con recato, a esta manera se le llama Snood que significa gorro o redecilla.

 

Lo importante es que se entienda la razón y el propósito para el cual una mujer casada se cubre el cabello. Debemos entender que se trata de manifestar nuestra sujeción de nuestra propia voluntad hacia nuestro marido. Cubrirnos el cabello es una seña de la autoridad de nuestros esposos sobre nosotras, la cual fue establecida por el Eterno desde el principio, de la cual nuestra suprema autoridad es el Creador, después nuestro mesías Yeshúa, luego nuestro esposo después nosotras y debajo de nosotras están nuestros hijos.

El shaliaj o apóstol Pablo dijo al respecto: Efesios 5:21  Someteos unos a otros en el temor de Elohim

5:22  Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;

Porque el marido es cabeza de la mujer, así como el Mesías es cabeza de la Kehiláh (iglesia), la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.

 

Pablo no dijo “maridos sujeten a sus esposas” sino que la sujeción debe ser de nuestra parte de manera voluntaria y en amor, de la misma manera como nos sujetamos a la voluntad del Creador y de su hijo nuestro salvador, la cual no es por imposición sino por decisión propia.

Así, cubrirnos el cabello es una bella manera de representar ante los demás que estamos sujetas a la voluntad de nuestro esposo por amor, dándole su lugar como el sacerdote de nuestro hogar y declarando públicamente que solo le pertenecemos a uno y a nadie más.

 

ISHA KOL (Mujer voz)

En algunos sectores del judaísmo los hombres generalmente no se les permite escuchar a las mujeres cantar en vivo, esta prohibición se llama Isha kol. Esto se deriva de la canción de Salomón 2:14: "Déjame oír tu voz, porque tu voz es dulce (AREV) y su rostro es hermoso." En el judaísmo escuchar la voz de una mujer ajena se clasifica como ervah (literalmente "desnudez") esto es porque la voz de la mujer es dulce y suave como lo dice Shlomó y esto puede llevar a un hombre a pensamientos impuros incluso al adulterio, recordando las palabras de Yeshúa: "basta con codiciar para pecar".

La opinión de la mayoría de los intérpretes más tarde es que esta prohibición se aplica en todo momento, y prohíbe a un hombre orar o estudiar la Torah en la presencia de una mujer cantando, al igual que otras prohibiciones como ervah. Un punto de vista minoritario sostiene que la prohibición de rezar o estudiar en la presencia de Isha kol sólo se aplica mientras recita una sola oración, el Shema Israel. En algunas comunidades no ortodoxas sostienen que es permisible que una mujer interprete una canción siempre y cuando no sea a la vista de todos, de igual manera como escuchar la grabación de una mujer.

De esta prohibición del judaísmo podemos aprender qué importante es el recato de una mujer, pero no solo lo podemos tomar para una mujer que cante, simplemente una enseñanza práctica que a toda mujer se puede aplicar es la prudencia que debemos tener de no darnos a notar de manera sobresaliente cuando haya una reunión en la que participen hombres. Si eres una mujer casada lo mejor que puedes hacer es que sea tu marido el que hable y opine, si hay algo que consideras importante que se comente y nadie lo ha dicho puedes pedirle autorización a tu esposo para dar tu punto de vista, él sabrá si es un momento apropiado o es mejor esperar. Por otra parte, si eres una mujer soltera puedes esperar a que se exponga todo por los varones presentes y al final te puedes acercar a un matrimonio para expresar tu punto de vista. Todo esto es muy importante porque así se podrían evitar muchas discusiones, contiendas, malos entendidos y teléfonos descompuestos, ya que lamentablemente nosotras las mujeres en general nos dejamos llevar más por nuestras emociones y solemos decir cosas en el momento más por sentimientos y emociones que por razones. Por supuesto que hay reuniones donde participan personas de confianza con las que interactuamos  muy seguido, en esos momentos podemos comentar o expresarnos pero siempre con prudencia y recato.

En lo personal, admiro mucho a las mujeres que pacientemente saben esperar un momento apropiado para hablar. Una mujer sabia no es la que habla y habla sino la que habla sólo lo que tiene que hablar y sabe cuándo hacerlo. Así que la mitzvá de ishá kol la podemos vivir día a día siendo prudentes y recatadas al hablar y sobre todo al hablar frente a los varones, los cuales pueden ser atraídos también no solo por una linda voz sino por una mujer con sabiduría o intelecto, por eso es mejor permanecer calladas cuando nos encontremos en presencia de varones ajenos.

 

NEGIÁH (toque)

Los hombres y mujeres que no están casados y no están estrechamente relacionadas no están autorizados a tocar uno al otro en una forma cariñosa.  Ejemplos de los familiares que se pueden tocar son los padres, abuelos, nietos, hijos y del cónyuge, si no hay niddah, es decir, si la mujer no se encuentra en el periodo de su menstruación.  Esta prohibición es llamada coloquialmente shmirath negiah (la observancia de las leyes de tocar) o Shomer negiá (guardador de las leyes de Negiá). Esto es con el propósito de evitar a los creyentes caer en pecados y es una manera de conservar a las mujeres en recato solo para sus esposos.

 

YIJUD (Aislamiento)

La prohibición de yijud (en hebreo: issur yichud,  איסור ייחוד  trad. Aislamiento), es la inadmisibilidad de la reclusión de un hombre y una mujer de un área privada.

No es correcto que los hombres y mujeres que no están casados entre sí y no son inmediatos parientes entren en una situación de aislamiento ( "Yijud") en una habitación o en un área que es privada.  Según algunas autoridades esto se aplica incluso entre padres adoptivos y los hijos adoptivos que pasen de la mayoría de edad, mientras que otros son más indulgentes con los niños adoptados a temprana edad.  Originalmente, esta prohibición sólo se aplicaba a las mujeres casadas con el hombre aislado que no sean sus maridos, después se amplió para incluir a las mujeres solteras para evitar caer en fornicación.

 

Origen de la prohibición de yijud

Según la tradición hebrea esta extensión se produjo en la época del Rey David, cuando su hijo Amnon violó a la hermana de Absalón, Tamar (2Sam 13).

 

SERVICIOS EN LA COMUNIDAD

1Co 14:34  vuestras mujeres callen en las congregaciones;  porque no les es permitido hablar,  sino que estén sujetas,  como también la ley lo dice.

1Co 14:35  Y si quieren aprender algo,  pregunten en casa a sus maridos;  porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.

 

En éste texto hace la referencia que comentábamos al principio con el texto de 1Cor cap 11 en el verso 1 cuando usa la palabra Instrucciones para darle dirección a la congregación de los corintios. Como dijimos ésta palabra en griego es παράδοσις parádosis, son recomendaciones que tienen como origen la tradición oral del judaísmo, la cual ha regido al pueblo judío por siglos. En el caso del texto en 1 cor 14 34 Pablo dice que las mujeres estén sujetas y no hablen en las congregaciones como también la ley lo dice, es importante mencionar que Pablo se refiere a la ley oral, la cual regula los comportamientos de los creyentes en las comunidades entre otros aspectos.

En éste caso, no es propio que en un lugar en donde los hombres son los que dirigen y enseñan se levante una mujer a hablar, eso por supuesto dentro del contexto judío ortodoxo. Sin embargo, en comunidades como las nuestras, en donde las mujeres y los hombres forman parte de todo lo que se hace en la congregación se permite a la mujer participar dando su opinión pero siempre debe ser guardando la compostura, ya que si es una mujer casada no puede estar hablando quitándole el lugar a su marido, si es una mujer soltera debe estar sujeta a sus padres o si ya no están al Mesías como su cabeza y consecuentemente a los varones que el Eterno haya puesto en cada lugar para dirigir.

 

Es parte del Tzniut tener prudencia al hablar frente a la congregación o bien en un grupo de personas mayormente si hay hombres presentes como lo hablamos en la mitzváh (mandamiento) de Ishá Kol. Si vamos a hablar nuestras palabras deben ser precisas y sustanciosas sin salirse del tema ni hablar de otras personas, menos en un lugar donde se está enseñando la Toráh, una mujer nunca  debe enseñar donde hay hombres presentes, a la mujer sólo se le permite enseñar a sus hijos y compartir con su marido en casa, o como lo dice Pablo, las ancianas enseñen a las mujeres en las cosas de la vida de la mujer, así a la mujer se le permite compartir pero solo con mujeres. Nuestra intervención en un lugar consagrado a la Toráh debe ser evitado a menos que sea muy necesario hacer una pregunta respecto al tema, esto para evitar desvíos comentando experiencias personales, anécdotas o cosas que puedan quitar tiempo al estudio de la Toráh lo cual es más importante, es mejor esperar al final, además así evitaremos  atraer la atención a una misma, lo cual es algo que por todas las maneras posibles debemos tener en especial cuidado. En estudios que no sean propiamente de la Toráh, tales como temas de actualidad etc.  está permitido consultar cada vez que consideremos necesario.

 

En ciertos sectores del judaísmo a los hombres y las mujeres no se les permite mezclarse en los servicios de oración, las sinagogas ortodoxas  generalmente incluyen un divisor, llamado Mejitzá creando por separado para hombres y mujeres. Esta idea proviene de la antigua práctica judía durante la época del templo en Jerusalén, cuando había una sección aparte para las mujeres llamado Ezrat Nashim (lit. "tribunal de la mujer") Hay también una historia de Zacarías (Zacarías 12:12)  que dice:“En aquel día habrá gran llanto en Jerusalén, como el llanto de Hadadrimón en el valle de Meguido. 12Y la tierra lamentará, cada linaje aparte; los descendientes de la casa de David por sí, y sus mujeres por sí; los descendientes de la casa de Natán por sí, y sus mujeres por sí. “ De este texto el judaísmo se ha basado para dividir a los hombres de las mujeres en lugares públicos, pero esto se ha hecho más propiamente debido a las leyes de Niddáh (apartada) . Para evitar contacto entre hombres y mujeres ajenos en el periodo de menstruación se ha optado por mantenerlos siempre separados y que aprendan las mujeres de un lado y los varones de otro. En el estudio de Taharat Hamishpajá (leyes de pureza familiar) se habla más extensamente sobre este tema.

       

 En resumen podemos mencionar algunas DEFINICIONES PRÁCTICAS DEL TZENIUT:

 

 

        No tener pensamientos inmorales o lascivos.

        Evitar la mirada a los miembros del sexo opuesto a cualquier área de su cuerpo.

        Mantener la mayoría del cuerpo vestido en ropa respetable en todo momento.

        Evitar la compañía de personas o situaciones en que la depravación prevalece.

        Evitar mirando las imágenes o escenas de despertar sexual.

        Abstenerse de tocar a una persona del sexo opuesto.

        No llevar la ropa usada por lo general del sexo opuesto.

        No abrazar o besar a su cónyuge en público, o cuando la mujer es niddáh ( "menstruante" )

        La masturbación de los hombres (hotza'at Zera levatala - "descarga de semen en vano"), no está permitido. Por supuesto tampoco lo está en las mujeres ya que es un acto lascivo y deshonroso.

        Las relaciones sexuales con alguien del mismo sexo, con un animal, o con un cadáver está prohibida.

 

 


~El Lado Femenino De La Biblia~

www.elladofemeninodelabiblia.org